Ya hemos hablado de que el mundo de la programación es muy amplio. Hoy toca hablar del desarrollo web en entornos de cliente, lo que viene a ser la programación Front-End que abarca los lenguajes de programación: HTML, CSS, JavaScript y todas sus librerías. También lenguajes de almacenamiento e intercambio de datos como XML, JSON o los ya más antiguos XSLT.

Para conocer en profundidad el desarrollo web en entornos de cliente debemos conocer también esos clientes, también llamados “Navegadores WEB” ya que a pesar de saber renderizar el código con el que vamos a trabajar todos ellos tienen sus peculiaridades. Es recomendable prestar especial atención a versiones antiguas, principalmente de Internet Explorer 6 y anteriores ya que se sigue utilizando e muchas empresas que desarrollaron sus webs internas para esta versión y tuvieron muchos problemas para las actualizaciones ya que su arquitectura difiere mucho de las modernas como Opera, Chrome, Mozilla Firefox, o incluso Internet Explorer 11.

Lenguaje HTML

Es el lenguaje de desarrollo web en entornos de cliente más utilizado. Las siglas de HTML vienen de HyperText Markup Language (o lenguaje de marcas de hipertexto). Se trata de un lenguaje de marcado que más se usa para la elaboración páginas web, aunque existen otros que descienden directamente de este como cshtml o aspx, los dos de Microsoft, o xhtml que es una extensión más limpia pero mucho menos usada.

El código HTML definen tanto las estructura como el código de una página web ya que es la base de la misma y en la que enlazaremos el resto de ficheros que contienen el código de otros lenguajes, aunque también se podrán escribir sobre la misma, algo que  no es muy recomendable.

Se habla de buenas y malas prácticas en el desarrollo de páginas web debido a un estándar que mide la calidad de nuestras páginas. Se trata de W3C( World Wide Web Consortium) o Consorcio de las WWW, nombre que recibe debido al protocolo web usado.

Con la llegada de HTML5, la funcionalidad del lengaje de desarrollo HTML tiene muchas nuevas características que ya son perfectamente renderizadas por todos los navegadores actuales.

Lenguaje CSS

El lenguaje de desarrollo CSS viene de las siglas Cascading Style Sheets. Es el lenguaje que da estilo a nuestra estructura HTML, por eso, sus archivos reciben el nombre de “hojas de estilo”. El código HTML sirve para dar forma y contenido a la página web, pero si sólo usamos HTML simplemente veremos eso mismo, una estructura con el contenido de color negro sobre un fondo blanco (por defencto en los ordenadores).

Si queremos colocar el contenido y hacerlo más vistoso debemos utilizar el lenguaje CSS. No se trata de un lenguaje de desarrollo web en entornos de cliente como tal ya que por sí solo (sin la compañía del código HTML) no hace nada.

Lenguaje JavaScript y sus librerías

Hoy en día el lenguaje JavaScript va siempre acompañada de sus librerías. Hay una que destaca por encima de todas, es el caso de jQuery, una extensión que facilita el uso de este lenguaje. Pero no podemos quedarnos en esta simplemente ya que hay miles de ellas y algunas de ellas están cogiendo mucha fuerza como es el caso de BootStrap (para hacer las páginas responsive), angular2 o node, lenguajes de desarrollo web en entornos de cliente que hacen el trabajo de los lenguajes del servidor.

El JS es un lenguaje de programación interpretado que se rige por la especificación ECMAScript 6 y permite ampliar enormemente la funcionalidad de las páginas web convirtiéndolas en dinámicas, e incluso modificando su apariencia.

El uso de AJAX y javascript está muy extendido ya que esta tecnología permite hacer consultas a servidor sin necesidad de recargar toda la web, sino simplemente haciendo una llamada asíncrona con una parte del contenido que queramos.

Lenguajes de Datos: XML, JSON….

Nombramos estos dos por ser los más populares, pero existen muchos otros. No dejan de ser lenguajes que se utilizan para el almacenamiento y el intercambio de datos (información).

Cuando queremos trabajar sólo del lado cliente, sin utilizar Bases de Datos, recurrimos a estos lenguajes para poder procesar datos. Las llamadas que se hacen a sistemas externos (llamados web services), ya sean SOAP o REST envían la información a través de lenguajes como XML o JSON.