Actualmente cuando se habla de sistemas operativos, no solo se habla de ordenadores de escritorio y de Windows y Linux, también se pone sobre la mesa las tecnologías usadas por smartphones como iOS y Android.